Entre los siglos XVII y XX la senda por la que vas a caminar tenía el uso exclusivo de una siniestra comitiva que se encargaba de  recuperar a los cadáveres de los habitantes del interior de la sierra. Cuando se sabía de alguna muerte en las cortijadas y aldeas de la sierra, y la nieve lo permitía, un grupo de encapuchados salían desde La Iruela en busca del difunto. Las antiguas  creencias sobre espíritus y ánimas no permitían que los muertos fueran enterrados fuera de tierra santa, por lo que todo fallecido en la sierra  debía ser recuperado y enterrado en el antiguo cementerio de La Iruela -que lo mismo llevaba meses aislado por la nieve, guardado en las cámaras (desván), entre matanza y conservas-.  La comitiva hacía el trayecto de noche para no tropezar con ningún  vecino, puesto que eso vaticinaba alguna desgracia para el desafortunado que se cruzara con la comitiva de la muerte.
Hoja de ruta:
17:30 punto de encuentro:  Plaza de Santa María de Cazorla; allí nos recogerá el autobús que nos acercará al Puerto de las Palomas dónde despediremos al día y su luz de atardecer. Cuando el sol termine de esconderse frente a nosotros, iniciaremos el tramo del sendero GR247 que, coincidiendo exactamente con el Camino de las Ánimas, nos llevará hasta a las ruinas del Castillo de La Iruela, árabe primero, templario después; escucharemos su leyenda, y las de Las Ruinas de Santo Domingo, sus catacumbas, las apariciones, ese cementerio abandonado desde hace 60 años que todavía conserva para ti tumbas y flores. Y ataúdes.
De nuevo a pie hasta Cazorla, un paseo bajo los árboles del río hasta penetrar en una bóveda oculta durante más de 400 años, a la luz de las antorchas, cruzando el casco antiguo por debajo, colgados sobre el cascadas, y bajo un techo de piedra, historia y restos humanos calcinados, zapatitos de niña y otros recuerdos. Al salir subirás a lo más alto de la torre del baptisterio de la Iglesia de Santa María, ya encima de ella, y contemplaréis 1000 años de ires y venires de gentes y sus almas: a los pies del Monte Sión, aguas abajo de la cascada de la Malena (Magdalena) y su cueva santuario, veremos de otro modo el Castillo de La Yedra. Letanías de una niña mora a la que su padre guardó para nadie, para todos, para la eternidad:
Yo soy la Tragantía,
hija del rey moro;
el que me oiga cantar,
no verá la luz del día
ni la noche de San Juan.
La ruta tiene unos 13 km de nivel medio, ¡HAY QUE ANDAR! con el agravante que caminamos por un sendero de montaña a oscuras.  Las plazas para esta ruta son limitadas hasta cubrir el autobús. Se necesitarán nervios de acero sobre todo el día del encendido de velas por la Noche de Todos Los Santos en el cementerio.
RESERVA AQUÍ: email o... ASEGURA YA TU PASE AQUÍ: COMPRA

5 horas, 15 €mailto:info@almagaia.es?subject=Cuta%20de%20las%20%C3%81nimas.%20Reserva.http://almagaia.es/es/tienda-online/productos/actividadesshapeimage_3_link_0shapeimage_3_link_1
La Senda de las Ánimas, recuerdos de cuando la vida era otra.
BienvenidosBienvenidos.html
Qué esQue_es.html
Dónde estáDonde.html
AventurasAventuras.html
x RutasRutas.html
Alma GaiaAlma_Gaia.html
CosasCosas/Cosas.html
webs amigasWEB.html
CazorlaCazorla.html
EscolaresEscolares.html
AdaptadosAdaptados.html
Tiendahttp://www.almagaia.es